Breve repaso de la historia del boxeo


Foto del último campeonato de boxeo sin guantes , el 8 de julio de 1889, en el que John L. Sullivan vence a Jake Kilrain en 75 asaltos en peso pesado.


Tal y como lo describe la enciclopedia británica, el boxeo, tanto amateur como profesional, es aquel deporte que involucra ataque y defensa con los puños (como solemos decir, ¡tan importante es pegar como que no te peguen!) y aunque nos pueda parecer un deporte moderno, el boxeo lleva entre nosotros más tiempo de lo que podríamos imaginar… ¡vamos a echarle un vistazo a su historia!


Sobre el 1500 a.C se encuentran las primeras evidencias del uso de guantes (o “manos vendadas”) en jarrones de la civilización Minoica cretense, sin embargo, el boxeo como deporte formal aparece por primera vez en las 23 Olimpiadas celebradas en el 688 a.C. donde se pueden encontrar las normas escritas más antiguas… de hecho  en la Iliada de Homero se hace referencia a combates sangrientos (fijaos en el nombre del club y adivinad de donde puede venir ;) )


“Así habló; y el Pelida, oído todo el elogio que de él hiciera el hijo de Neleo, fuese por entre la muchedumbre de los aqueos. En seguida sacó los premios del duro pugilato: condujo al circo y ató en medio de él una mula de seis años, cerril, difícil de domar, que había de ser sufridora del trabajo; y puso para el vencido una copa doble. Y estando en pie, dijo a los argivos:

¡Atrida y demás aqueos de hermosas grebas! Invitemos a los dos varones que sean más diestros, a que levanten los brazos y combatan a puñadas por estos premios. Aquel a quien Apolo conceda la victoria, reconociéndolo así todos los aqueos, conduzca a su tienda la mula sufridora del trabajo; el vencido se llevará la copa doble.

Así habló. Levantóse al instante un varón fuerte, alto y experto en el pugilato: Epeo, hijo de Panopeo. Y poniendo la mano sobre la mula paciente en el trabajo, dijo:

Acérquese el que haya de llevarse la copa doble; pues no creo que ningún aqueo consiga la mula, si ha de vencerme en el pugilato. Me glorío de mantenerlo mejor que nadie. ¿No basta acaso que sea inferior a otros en la batalla? No es posible que un hombre sea diestro en todo. Lo que voy a decir se cumplirá: al campeón que se me oponga, le rasgaré la piel y le aplastaré los huesos; los que de él hayan de cuidar quédense aquí reunidos, para llevárselo cuando sucumba a mis manos.”





The Boxer, Roman bronze copy of Greek sculpture by Apollonius the Athenian, 1st century BC; in the Roman National Museum, Rome. Alinari/Art Resource, New York






Más tarde, los romanos ya practicaban este deporte tanto en centros deportivos como en las arenas… pero con el auge del Cristianismo, el boxeo como entretenimiento cesó durante varios siglos.


De manera ilegal, el boxeo se recuperó a finales del siglo XVII y sobre el 1698 ya se llevaban a cabo combates de boxeo en el Teatro Real de Londres… eso sí, sin guantes y sin reglas… estaba permitida hasta la lucha libre en las peleas! Se hizo tan popular que para mediados del siglo XVIII Jack Broughton, un peleador de la época, se aventuró a establecer unas normas que se mantuvieron durante casi un siglo. Algunas de las normas que se redactaron incluso permanecen hoy en día (no golpear cuando el adversario está en el suelo, irse a la esquina durante la cuenta…). El que es reconocido como el padre del boxeo se atrevió a diseñar unos “amortiguadores” usados como guantes.


Con años de auge y declive por el medio, durante estos dos siglos, el boxeo se convirtió en un deporte que simbolizaba la caballerosidad y el honor entre la aristocracia inglesa. Y poco a poco fue apareciendo también en Estados Unidos, en ciudades como Boston, Nueva York o Philadelphia.


A medida que el boxeo iba atrayendo más gente de la clase alta inglesa fue necesario actualizar las normas de las peleas para intentar captar una mejor clase de patrocinadores. Así, en 1867, se revisan las reglas del boxeo, estableciendo unas nuevas que enfatizaban tanto la técnica como las habilidades, las llamadas reglas de Queensberry, en honor a John Sholto Douglas, Marqués de Queensberry y mecenas de Club Atlético Amateur. Éstas añadían el uso obligatorio de guantes acolchados, la duración de los asaltos de 3 minutos con minuto de descanso, la prohibición de la lucha libre en los combates de boxeo y la cuenta de 10 segundos.


Pero mientras en Inglaterra el boxeo iba perdiendo adeptos, en Estados Unidos los ganaba, convirtiéndose en la escena principal del deporte a finales del siglo XIX. Tras años de navegar entre la “alegalidad” y la ilegalidad, debido a la popularidad, el dinero y su uso como entrenamiento durante la Primera Guerra Mundial, el boxeo comenzó a legalizarse a principios del siglo XX iniciando de esta manera la oleada de popularidad del boxeo de los últimos años.


Boxeadores como Rocky Marciano o Jack Johnson representan el inicio de una época de grandes peleas y boxeadores, como Sugar Ray Leonard, Floyd Patterson, Joe Frazier, Foreman o Ali, hasta hoy en día, con este deporte establecido en todo el mundo.


Y aunque su popularidad no ha sido tan grande, el boxeo femenino se ha practicado desde el 1700, incluyéndose en los JJOO en 1904. Pero no es hasta los juegos de Londres de 2012 cuando el boxeo femenino se estableció como deporte oficial.


Fuente: Encyclopedia britannica


#boxeo #historiaboxeo #boxing #ilion #boxeofemenino



38 vistas

©  2017 Club de Boxa Ilion Les Corts

  • Instagram - White Circle
  • Facebook Clean